domingo, 14 de diciembre de 2008

QUIERO VER EN TUS OJOS


Rozando con los dedos
el cielo.
Mis brazos como ramas
secas.
Fondo de nieve
blanca como la luna,
como la muerte.
Heladas noches.
Frías mañanas.
¿Dónde está el Sol?
Nieve de días
grises
lo cubre.
Quiero ver en tus ojos
un cielo cubierto
de estrellas.
Brillan como tu vientre
en la oscuridad
de mi alcoba.
Dame a beber de tu pecho
la luz
de tu compañía.
Apaga mi sed
con tus palabras.
Dime que nunca estaré solo.
Dale calor a mi vida
Olvidaré por tí
las heladas noches,
las frías mañanas.
Mi cuerpo
cubierto de nieve
desafiará al invierno
y a la muerte
envuelto en tus brazos.
Dame la fé
de tu risa.

3 comentarios:

Sandra dijo...

Hola Juan!! Estuve recorriendo tu espacio y me gustó mucho las cosas que tenes escritas, muy bueno!!

Gracias por tu visita!!

Un abrazo!

Palabras Libres dijo...

De las cosas mas difíciles de dar...
solo a quien la merezca, solo a aquél que sepa tomar también la tristeza...
para quien puede ver la luz... aunque no haya luz...
¿que das tu?

SHEREZADE dijo...

Es bello todo lo que dices al igual que valiosa es tu amistad.Mil gracias por estar entre mis amigos.
Un beso.Mª José.